381


Uno, ninguno y cien mil

Uno, ninguno y cien mil

Uno, ninguno y cien mil



Y a partir de aquel día me propuse este objetivo desesperado: ir persiguiendo a ese extraño que estaba en mí y que escapaba a mi conocimiento; ese al que no podía detener delante de un espejo porque enseguida se volvía yo tal como me conocía; ese que vivía para los demás y que yo no podía conocer; que los demás veían vivir y yo no. También yo quería verlo y conocerlo, igual que los demás lo veían y conocían.

Uno, ninguno y cien mil. Luigi Pirandello.

4 comentarios:

Laura dijo...

Que bonita foto!


En serio... me gustan mucho. Enhorabuena!

chapiniki fotos dijo...

Estupendos autorretratos, diferentes.

Me alegra tu vuelta, Alicia.

Abrazos.

Tomasso Quintero dijo...

A mi me asombra. Desde que empezaste a ponerle una frase a las 'imágenes' se me ha dado el lujo de entender mejor lo que queda arriba de ellas. Fabulosas.

alicia dijo...

Laura, Chapi, Tomasso, gracias por pasar!!