386





Fausto_  Todo eso es ajeno para ti. ¿Qué sabes tú de los deseos del hombre? ¿Qué sabe tu repugnante, amargo y áspero ser de las necesidades del hombre?  
Mefistófeles_  ¡Que todo sea según tu voluntad! Confíame hasta dónde llegan tus delirios.

Fausto. Goethe